La cruda realidad de la leche cruda.

19/07/2018. ACTUALIZACIÓN. No hay aplausos. Un par de detalles del decreto, ya lo analizaremos más despacio:

  • El decreto 163/2018 dice que “garantizar la seguridad de la leche será responsabilidad del operador”, es decir, de la ganadería, que se aten los machos, que pueden venir curvas.
  • Los requisitos de producción, manipulación, etiquetado, envasado, e información al consumidor son los que establecen el 852 y 853 en materia de higiene alimentaria y dicen que añaden alguno más de prevención de mastitis, limpieza de equipos y formación al personal.
  • Es curioso que diga que esto se hace porque el sector ganadero ha pedido que se permita la venta de leche cruda porque en algunos sitios de Europa se vende en máquinas expendedoras (ajá, ¿y?, pero ¿tenemos que coger lo malo del resto?), y así pueden revalorizar sus productos (no, si encima nos saldrá por un pico poner en riesgo nuestra salud).
  • Aparece el término “distribuidor automático de leche a granel” (me lo imagino como lo de las gasolineras) que mantenga la temperatura entre 1ºC y 4ºC.
  • Recuerdan a los ganaderos que deben cumplir medidas exquisitas de higiene (le falta decir: por su bien, colegas)
  • El artículo 4 es la ampliación de los requisitos respecto a medidas de “mayor control”
    • prevención de “mamitis” (así ponen). Esto es para disminuir la cantidad de células somáticas en la leche, que bueno, está bien, pero vamos, ya está regulado.
    • limpieza de equipos con agua potable (no me digan, ¿hasta ahora se hacía con agua sucia?)
    • Disponer de un responsable con formación para producción y comercialización. Esto ya me parecía necesario antes.
  • En el Artículo 5 dice que la leche cruda debe cumplir:
    • se debe enfriar inmediatamente después del ordeño (no sé si ustedes han visto la leche después de ordeñar y enfriar, se separa la grasa y queda en dos fases, da un poco de grimilla)
    • Sólo se mezclará leche de dos ordeños sucesivos.
    • Se harán controles MENSUALES (o trimestrales si los resultados son favorables) de Listeria, Samonella, E.coli, Campylobacter, así como de Aflatoxinas y plomo. ¿Cada mes? Puede pasar de todo en un mes.
  • En el artículo 7 dice que la venta se hará en las 24 horas siguientes a la trata y que la fecha de caducidad sera de 72 horas desde el ordeño. OJO, desde el ordeño, se puede vender en las 24 horas siguientes a la trata y 72 horas después del ordeño, esto es: no lo tengan más de 48 horas.

Vamos al etiquetado, Artículo 11:

  • Deberá especificar:
    • Leche cruda de vaca no tratada térmicamente: hay que hervirla antes de su consumo” No dice nada de 3 veces, ni qué temperatura, ni cuánto tiempo. Y ustedes no tienen por qué saberlo.
    • Fecha de caducidad
    • Rango de temperatura de conservación en refrigeración (IMPORTANTE: precaución, que nuestras neveras van entre 2 ºC y 8ºC y esta leche debe estar entre 1º y 4ºC)
    • Identificación del responsable
  • Cuando sea venta a granel se le dará un documento con esta información.
  • En las máquinas expendedoras vendrá la misma información en lugar visible. Confío en que recuerden ustedes cuándo la compraron para no pasar de dos días.
  • Muy fan del anexo III: es necesario un curso de 20 horas de formación.

En definitiva, es un texto imprudente, populista y cediendo a modas peligrosas.

Espero que se sepan valorar los riesgos los consumidores ya que sus gobernantes no lo han hecho.

Gemma

NOTA: Esta entrada es únicamente sobre la noticia que ha salido en la prensa. Cuando veamos el documento oficial actualizaré los comentarios. (Ojalá cambiemos críticas por aplausos)

Verán, leo con muy “mala leche” que el Govern aprueba un decreto para la venta de leche recién ordeñada.

Aquí tienen la noticia:

Estoy avergonzada como parte del sistema de la Industria Alimentaria donde cada día busco la manera de proporcionarle más seguridad al consumidor.

La razón que dan después de 28 años de prohibición por razones sanitarias es:

“que los productores puedan diversificar sus explotaciones ganaderas y darles valor, y así “fortalecer el sector lácteo catalán”, según recoge el anuncio del decreto, que se publicará mañana en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC).”

Miren, para fortalecer el sector lácteo se puede utilizar: formación en nuevas tecnologías para los ganaderos, agrupación de explotaciones para mejorar la producción, aumentar los recursos para potenciar los métodos que mejoren el bienestar animal, mostrar interés en las necesidades de los ganaderos para conseguir productos de mejor calidad para que quien los recoja pague más por ellos.

Se me ocurren muchas más alternativas para dar valor a las explotaciones ganaderas que exponer a un riesgo al consumidor.

Un riesgo innecesario. No me pongan esa excusa, no sirve. Inventen otra, porque la sensación que da es que sus argumentos nada tienen que ver con la realidad, no están pensando ni en el ganadero ni en el consumidor.

Por más estupendas que tengan las explotaciones (que seguro que las tienen, no lo dudo), en seguridad alimentaria basamos nuestros análisis en la posibilidad de que un evento no deseado ocurra y de la gravedad del mismo. Sinceramente, adquirir leche cruda aumenta el riesgo a valores poco tolerables en el día a día. ¿Será que es mejor la leche cruda y merece el esfuerzo asumir ese riesgo? Aquí les dejo un artículo exquisito de Miguel Ángel Lurueña (Gominolas de Petróleo) donde aclara que NO lo es.

La leche, dentro de la glándula mamaria es prácticamente estéril, hasta ahí bien. Pero una vez sale de allí… las posibilidades de contaminación durante el ordeño y el manejo de la propia leche aumentan muchísimo, como es lógico. Además, no olviden que la leche es un caldo de cultivo estupendo para infinidad de microorganismos. Tiene gran cantidad de agua, su pH es perfecto para que sobrevivan y encima tienen nutrientes a tutiplén. Si yo fuera microorganismo no perdería la ocasión de quedarme allí. Lo mismo piensan la Salmonella, Campylobacter, Escherichia coli , Yersinia enterocolitica, Listeria monocytogenes o Staphylococcus aureus. Por suerte, la incidencia de brucelosis (no están tan lejos las fiebres de malta) y tuberculosis es muy baja.

Los microorganismo ambientales contaminan la leche

Y sí hay controles, sí se analiza, sí se intenta buscar la seguridad, claro que sí. Pero si en procesos que garantizan inocuidad el riesgo cero no existe, imaginen cuando no hay ningún método verificado que garantice esa inocuidad.

Esa responsabilidad se la dejan a usted, querido consumidor, y si falla será sólo su problema.

Las recomendaciones para tomar leche cruda son bastante claras:

  • Conservar y mantener en refrigeración constantemente.
  • Hervir la leche antes de consumirla.
  • No recomendada para embarazadas, niños, ancianos, personas con el sistema inmune debilitado.

Confirmar la temperatura por debajo de 4ºC durante todo el transporte no es sencillo. Hervir la leche garantizando que se han alcanzado a las temperaturas de seguridad no es sencillo. No encontrarnos a ningún grupo de población que no deba tomarla, no es sencillo. Ah, y no se les olvide una cosa, los componentes de la leche varían estacionalmente, la cantidad de grasa puede ser el doble de una estación a otra. Así que controlen eso también, si pueden.

No hay ningún motivo para beber leche cruda. Se pongan como se pongan.

¿Entonces? ¿Por qué tendríamos que adquirir este tipo de leche? Pues no lo sé, la verdad, no veo ningún motivo por el que alguien quisiera asumir riesgos innecesarios para él y su familia teniendo la posibilidad de adquirir un producto correcto, sano y seguro. Más allá de una moda, eso sí. Por eso me indigna que una institución utilice eso como argumento para hacerle creer a unos que van a tener un producto mejor y a otros que su negocio va a mejorar. Resulta que miente a los dos.

Ojalá esto no vaya más allá de una moda y tanto unos como otros se den cuenta de que querer retroceder en materia de seguridad alimentaria es negativo (y peligroso) para todos.

Señores del Govern, si quieren fortalecer el sector lácteo catalán, trabajen en analizar sus necesidades y piensen. Que en este caso desde luego que no lo han hecho correctamente.

Las alternativas populistas basadas en modas y desinformación sólo aumentan la desconfianza en sus decisiones.

Gemma

43 comentarios

Participa Suscríbete

Carolina Carolina

Excelente artículo !! … Las medidas populistas en temas de salud pueden resultar muy perjudiciales.

Marla Marla

Felicidades por tu blog, este artículo me ha movido a escribirte. Lo mismo sucede con quesos frescos y tiernos de leche cruda, donde quedó la norma de 2 meses mínimos de curación??

farmagemma farmagemma

Muchas gracias!
Pues sí, 60 días es la norma… verás, en vez a la normativa habitual se acogen al Reg 853 que es europeo donde sí está permitido si aseguran condiciones. Claro, que cada día vemos alertas alimentarias de queso con listeria. Pasta blanda (con mucha más actividad de agua) en vez de pasta prensada y menos de 60 días de curación. La listeria salvo en embarazadas, niños, ancianos o inmunodeprimidos no da más problemas que una gripe. Aún así, no es necesario correr el riesgo habiendo alternativas seguras. Ainssss

FERNANDO137 FERNANDO137

Libertad con información de los posibles riesgos, es lo que debe haber. Quien quiera consumir leche cruda está en su derecho, asunto suyo. Lo que sobran son regulaciones y prohibiciones del estado-niñera, no al reves.

Recuerdo que de niño siempre teniamos leche cruda en el pueblo, primero de vacas propias y después de los vecinos, comprada todos los días. Y venían veraneantes de otros pueblos a comprar también. Creo que siempre la hervíamos.
Pero como si la quieren tomar cruda, haya cada cual.
O directamente de la ubre, que me suena haberlo visto o escuchado.

Las modas bio-naturistas-blabla en general me parecen que tienen bastante tonteria o hipocondría. Para una medida desregulatoria y anti-hipocondriaca que promueven.. bienvenida sea en principio.

Dices que según la epoca del año puede tener distinta cantidad de grasa. ¿? ¡Vaya problemón! prohibamoslá no vaya a ser que no puedan calcular bien las calorías, o la receta o queseyó 🙂

farmagemma farmagemma

Buenos días, Fernando.

Dejar la responsabilidad de un riesgo en el consumidor es peligroso e innecesario, sobre todo habiendo medidas que lo reducen. Antes teníamos infinidad de zoonosis provocadas por comprar esta leche o hervirla (mal) en casa y no es necesario dar pasos atrás en cuanto a seguridad alimentaria.
Es tanto como decir “yo le informo que si no lleva el cinto, puede morir en caso de accidente, pero oiga, no se lo ponga si no quiere, buena gana de prohibir”
No es prohibir, es regular. De hecho, es seguir regulando con lo que ya teníamos y estamos retrocediendo sin ningún argumento más que darle un impulso a la ganadería. Le aseguro que la venta de leche cruda no lo será.

muchas gracias

FERNANDO137 FERNANDO137

“Es tanto como decir : yo le informo que si no lleva el cinto, puede morir en caso de accidente, pero oiga, no se lo ponga si no quiere, buena gana de prohibir”

Si, es una buena analogía, pero es precisamente otro ejemplo donde los gobiernos se extralimitan. El no llevar el cinturón o el casco solo perjudica al que no lo lleve, la legislación solo debería regular acciones que pudiesen perjudicar a terceros. Ese tipo de legislaciones van contra la responsabilidad y libertad individual.
En USA hay estados donde no es obligatorio pero la mayoría de la gente lo lleva. Eso es lo que hace falta, que la gente se responsabilice de si misma. https://en.wikipedia.org/wiki/Seat_b...ited_States
(Tambien hay estados donde solo se multa cuando la falta de cinturón va acompañada de alguna otra infracción mas grave. Lo que llaman “secondary enforcement”)

Lo de legislar para proteger a las personas de si mismas después poco a poco lleva por ejemplo a las propuestas de limitar la sal, el azucar, o muchas otras cosas, a saber cual será el límite en esa tendencia.

farmagemma farmagemma

Buenos días!

Para mí, legislar demasiado es precisamente esto, algo que ya está controlado y que vuelva atrás.

Rocio Rocio

Si me permites, Fernando, no llevar el cinturón o el casco, no perjudica solamente a quien no lo lleva, puesto que en este país tenemos sanidad pública, y la atención sanitaria que requieren estas personas son gastos públicos. Igual pasa con las intoxicaciones alimentarias, también desembocan en gastos públicos. Podemos dejar que cada uno se perjudique a sí mismo cuando quiera, pero luego todos pagamos las consecuencias de esas imprudencias.

Oscar Oscar

El otro día en un programa de viajes, ví que en eslovenia tienen máquinas expendedoras de leche en la calle,con botellas de cristal esterilizadas, como aquí los procesados en hospitales vaya.
Quiero pensar que se trata de adoptar y expandir ese modelo; supongo que no habrá tantos problemas en pasteurizar y mantener refrigerado a 4 grados un deposito en una de esas máquinas.

farmagemma farmagemma

Hola, Óscar!

Es problema no es la venta en expendedoras (aquí también lo hay), el problema es que esa leche no esté pasteurizada… ahí ya cambian los riesgos.

Gracias!

Antonio (AKA "Un físico") Antonio (AKA "Un físico")

Hola, soy Antonio, un seguidor del blog Eureka; pero, como desde hace mucho que no hay artículos nuevos, uso el tiempo que dedico a internet en visitar otros blogs de Naukas. En este caso: farmagemma.
Como es la primera vez que visito este sitio web, he de decir, Gemma, que no entiendo eso de que eres “farmacéutica de vocación, soldado Imperial de profesión”. ¿Empezaste la carrera de farmacia?, ¿la acabaste?, ¿trabajas en algo relacionado con la industria farmacéutica?.
Sobre las vacas, me acuerdo como si fuera ayer cuando (de niño) iba a la lechería del pueblo, a comprar la leche cruda para que luego mi madre la hirviera y nos la tomáramos en el desayuno. Lo emocionante de esa vaquería era ver cómo defecaban las vacas, ahí, en directo: yo me entretenía midiendo el tiempo que tardaban en echar los zurullos. Luego, supongo que se implantaron las normativas europeas sobre higiene en las vaquerías y se acabó el espectáculo.
Ahora soy un hombre de ciencia (no uno de esos tarados que se creen que las vacunas causan autismo). Pero es una pena que nuestros hijos no tengan la experiencia de ver cómo la leche sale de las vacas. A mí, en un principio (y claro está, bajo adecuadas medidas higiénico-sanitarias), me gusta que hayan masías en Tractoria donde pueda venderse la leche cruda directamente al cliente. Supongo que la clientela de estas masías serán la gente cercana (que llevará sus neveritas portátiles y luego se hervirán la leche al llegar a casa) y no creo que padezcan tanta problemática sanitaria. Yo, como consumidor responsable, prefiero tener la libertad de elegir qué quiero comprar. Ojalá la iniciativa se extienda al resto de España.

farmagemma farmagemma

Hola Antonio,
Licenciada en farmacia, especialidad industrial e I+D, máster en Innovación, biotecnología y seguridad alimentaria, Auditora IRCA en ISO 9001 y en ISO 22000, Auditora interna en IFS, BRC, e ISO 22000. Así que, sí, acabé la carrera. 🙂
Trabajo en Industria alimentaria.
Sobre tu comentario, es fantástico que los niños vivan esas experiencias, de hecho todos deberían hacerlo. Eso no significa que tengamos que ponerles en riesgo dándoles un producto no seguro. Como consumidor responsable tiene la obligación de elegir correctamente los productos que adquiere y el derecho de poder adquirir alimentos seguros. Y esa es nuestra tarea. Dejar las seguridad alimentaria bajo su responsabilidad es tanto como decir que yo debería poder diagnosticarme de apendicitis porque es mi cuerpo, ni tengo por qué saberlo, para eso hay profesionales.
Pero estoy de acuerdo contigo, los niños deben saber de dónde viene la leche, de sus riesgos y de lo que ha avanzado la seguridad alimentaria para no sufrir enfermedades innecesarias.
Un saludo

Antonio (AKA "Un físico") Antonio (AKA "Un físico")

Esas preguntas sobre de los estudios y profesión, eran porque me parecía raro lo de usar eufemismos cuando una puede contar sin problemas lo que es. Por mi parte, yo estudié físicas donde aprendí a describir el péndulo: cinco años de carrera siempre con el puñetero péndulo.
Muchos años después de acabar la carrera he seguido estudiando por mi cuenta, entre otros muchos temas, sobre: probabilidad y estadística. Aunque no tengo título oficial, puedo afirmar que soy un experto en estadística (incluida la estadística sanitaria).
Como el comentarista Adri, más abajo, yo también me había preguntado por la cuantificación de lo que relatas en esta entrada. Leyendo el artículo, que le citas, se dice: “During 2007–2012, a total of 81 outbreaks associated with nonpasteurized milk were reported from 26 states. These outbreaks resulted in 979 illnesses and 73 hospitalizations. No deaths were reported”. Y la verdad, me resulta raro. En varios años, en los USA (con cientos de millones de habitantes), sólo han habido 73 hospitalizados y ningún muerto. Comparándolo con otros problemas higiénico-sanitarios, tal vez, éste de la leche cruda sea uno irrelevante. Pero si una pone el foco en un problema, parece que éste sea apocalíptico.
Por otro lado, al decirme que eres auditora sanitaria y que llevas temas ISO, se me despierta un tufillo que me recuerda a aquél que viví de niño al acudir a la vaquería y te lo he de preguntar directamente: ¿tu concepto de riesgo higiénico-sanitario, no podría estar sesgado por conveniencias profesionales?.

farmagemma farmagemma

Hola! tampoco aporta nada más que “papeles”, no creo que sea relevante, pero bueno, ya lo sabes.
73 hospitalizados no es mucho… salvo porque son 73 más que los que debería haber. Quiero decir, hay problemas con otros alimentos que no podemos evitar y debemos asumir el riesgo en lo que seguimos buscando cómo disminuirlo. Lo que no es de recibo es asumir 73 hospitalizados cuando tenemos un método seguro que lo habría evitado. El problema es la gestión del riesgo, no va a ser una intoxicación masiva (las explotaciones están fantásticas) pero con un caso, sólo con un caso de listeria, salmonella, E. coli, ya será uno más de los que debería haber.
Y por supuesto mi concepto higiénico-sanitario está sesgado, no por ser auditora (sanitaria no, de alimentación) sino porque trabajo en seguridad alimentaria, en calidad, asegurando la inocuidad de los alimentos cada día. Porque sé cómo nos esforzamos por eliminar todos los peligros que pueda haber en un alimento (físicos, químicos, biológicos) para que puedas ir al supermercado y comprar con toda tranquilidad. Decir que estoy sesgada se queda corto, es mi profesión. Eso sí, decir que es un sesgo es minusvalorar mi profesión y mi día a día.
Todos los días pienso: confío en que la gente de seguridad alimentaria de esto que estoy comprando se esfuerce tanto como yo, porque es mi hijo el que va a comer esto.
Gracias, Antonio.

Gastón Luis Cocco Gastón Luis Cocco

Muy acertado tu articulo. Va al hueso. Coincido 100 % contigo. Trabajo en produccion primaria lechera en cordoba, Argentina. Aqui le llamamos “tambo” a la granja lechera. Aqui se a intentado varias veces. Hace poco lo discutimos entre productores y se descarto por seguridad alimentaria. Te dejo mi twitter @delecheria
Desde ya soy fan tuyo !

juan juan

¿Pero no dice que es bueno que el cuerpo no se acostumbre a un ambiente estéril, así desarrollará defensas?

farmagemma farmagemma

Hombre, Juan.
No compares vivir en un ambiente no estéril que coger una zoonosis por leche cruda. A ver, que como técnica de “sólo sobreviven los más fuertes” no está mal, pero yo ya cogí cariño a mi familia y prefiero que aunque no sean fuertes, se queden conmigo 😉

Toño Salazar Toño Salazar

Hola Gemma: en Galicia hace mucho ya que se vende leche cruda, hay al menos dos empresas que lo hacen, con registro sanitario. Por lo demás, de acuerdo en todo: los problemas de estafilos y Listeria de estas leches son tremendos.

Otro problema no menor son los quesos frescos o tiernos de leche cruda: la norma gallega de lácteos tradicionales obliga desde hace años (mucho antes del 853) a que se hagan con leche cruda; y te puedes imaginar…

Adri Adri

Hola. ¿Qué evidencias tienes del riesgo que supone? Por ejemplo, el número de afectados por X por tomar leche cruda vs leche normal. Porque veo que se pone el grito en el cielo por riesgos, pero no veo números.

farmagemma farmagemma

Tenemos las evidencias de Estados Unidos donde el 81% de problemas con leche es donde está permitida la venta de leche cruda.
Miguel Angel Lurueña informa que el riesgo de brote por consumo de leche cruda es 150 veces mayor. (Te recomiendo su hilo en twitter)

Y en este enlace tienes más información.
https://www.cdc.gov/foodsafety/rawmi...breaks.html

Quique Quique

Hablando con mi abuela, me dice que en su casa, hacia 1950, tomaban la leche cruda sin hervir, ordeñada de sus propias vacas y guardada en la zona más fresca de la casa, pero sin nevera. He estado a punto de llevarla a urgencias 🙂

¿Se sabe si la gente que ha tenido problemas con la leche cruda la ha tomado hervida o si hervir?

farmagemma farmagemma

Hola! tu abuela es una valiente. Claro, que yo también fui muchos años sin cinturón de seguridad… y nunca me pasó nada. Cierto que al que le pasó no está aquí para comentarlo.
No tengo datos de si era hervida, sin hervir o mal hervida. Cuando pase aquí ya veremos por qué fue para intentar que no ocurra más.

Adri Adri

Hola. Gracias por responder.
El enlace que añades no dice que el 81% de los casos es por leche cruda. Es por una bacteria. Si me equivoco no dudes en decirlo.

Tampoco compara leche vs leche cruda.

Pedro Pedro

Me sumo a las felicitaciones a la autora por esta interesante entrada. Comprendo su indignación por el hecho de que las autoridades vayan a dar el visto bueno a una normativa que, probablemente, no vaya a reportar ningún beneficio a la ciudadanía y -en cambio- va a producir problemas seguros. No obstante, al igual que otros comentaristas, considero positivo que los ciudadanos pueden tener la libertad de escoger… Y de equivocarse también. Saludos.

fernando fernando

Felicidades, Gemma.
Concretamente, por hacer un buen uso razonado del conocimiento y de la decisión. Si deseamos tener un grado de seguridad, aún siendo imposible la seguridad total, disponemos de los conocimientos que hemos constatado hasta el momento (siempre mejorarán), y haciendo uso de ellos tomamos decisiones. Del modo en que lo hacemos (no siempre se hace el mismo uso de los conocimientos) depende el resultado, que atañe no sólo a mi vida y mi salud, y mis riesgos, sino a los del de enfrente, el de al lado, el que vive lejos, en fin, atañe a todos, a muchos, a millones. Cualquier intoxicación zoológica con la leche, seguro que se exigirá sea atendida por el sistema de salud, al que cargamos con nuevos costes, quizás innecesaria e irresponsablemente.

Gracias, por las razones y por el criterio. Para esto están los conocimientos precisamente.

Paco Paco

Creo que se resume todo en: ‘Usted no tiene ni idea Gemma’ y creo que la populista es usted generando alarmismo a la gente por consumir un producto como la leche cruda… y perdona que te diga pero en el artículo criminalizas desde el productor hasta al consumidor con una frialdad típica de un despacho.
Soy ganadero, quesero de leche cruda (en Tenerife) y te puedo asegurar que no has visitado una granja en tu vida ni has entrado en una quesería que usa leche cruda. ¿Porqué no mencionas la cantidad de control de leche o queso que se hacen a las queserías? ¿Por que no mencionas las medidas de Auto control que tenemos los ganaderos-queseros para evitar las situaciones catastróficas que pones? ¿Cómo es posible que sea tan poco seguro y en el resto de Europa (sobre todo en Francia) se permita, se consuma y este normalizado? Desconocimiento y populismo por tu parte que prefieres aferrarte a una mala praxis de los ganaderos que al buen hacer de los mismo. Es exactamente igual que criminalizar a una ferretería por vender cuchillos que luego te pueden matar!! pero por favor un poco de seriedad.

Tampoco mencionas datos de comparativa entre la leche cruda y la leche UHT ni pone
datos oficiales, por que no existen! No hay una relación directa ya que influyen muchos otros factores y si, la pasteurización está muy bien para las industrias grandes, que trabajan con miles de litros de leche de distintas explotaciones ganaderas con unas máquinas que valen un dineral para homogeneizar y sacar un producto siempre igual pero … la leche cruda lo trabajamos los ganaderos con ganado propio que los mimamos, los cuidamos y hacemos un producto nuestro, con personalidad, artesano y SEGURO por mucho que a usted no le guste.
En Tenerife tenemos la enorme suerte que, debido al uso artesanal, se permite trabajar con leche cruda y os puedo asegurar que no tiene nada que ver con los productos que propone Gemma, de supermercado, tratados y con aditivos ( se tienen que usar aditivos por ejemplo para que cuaje la leche para hacer queso sino no se puede) para que usted se sienta más seguro en su sofá. Pues no, a parte de las grandes superficies y grandes empresas que tienen maquinaria para hacer todo esto existe un gran número de ganaderos que hacemos las cosas bien y no por ello hacemos un producto que sea peor o que sea perjudicial para la salud.

Y para cerrar. Hasta ahora era seguidor de naukas por esto me ha dejado con la boca abierta, parece que lo ha escrito Dadone (o cualquier otra marca de leche comercial) para vender su magnífica leche UHT, que no sabe a nada, que dura 6 meses sin refrigerar! y que genera desigualdad en los campos de España. Aboquemos por un producto de calidad, hecho por ganaderos locales, y dejemos de un lado el centralismo de tener una gran empresa que son resuelva la papeleta. Y le invito alguna vez a conocer bien todo el proceso y a revisar las medidas de auto control (APPC) que se tiene tanto en las explotaciones ganaderas como en las queserías y claro está, visitar alguna granja para que lo compruebe con sus propias carnes.

Un saludo,

farmagemma farmagemma

Buenos días, Paco.
Su largo comentario requiere un largo tiempo. Sólo le diré que he trabajado en quesería (grande y pequeña), así que procure no convencerme como ganadero que anule de mis comentarios que, pese a que están bien, vender leche cruda no elimina el riesgo. ¿Me diría cuáles son sus PCC en el caso de venta de leche cruda?
gracias

Pepito Pepito

¿Por qué será que todos los artículos, tweets, etc.. que leo poniendo el grito en el cielo sobre esta medida vienen de gente directa o indirectamente relacionada con la industria alimenticia? No les veo poner el grito en el cielo por la cantidad de azúcar que la industria introduce en los alimentos que vende, no les veo protestar cuando la industria intenta esconder esos azúcares en la lista de ingredientes mediante diversos nombres técnicos para que no aparezca la palabra azúcar en primera posición. Tampoco veo que se lleven las manos a la cabeza con la epidemia de obesidad y diabetes (Incluso infantil) que están provocando.

Nuria Nuria

Oí hablar de la listeria por primera vez cuando estaba embarazada y la verdad es que me sorprendió que la mencionaran tan de pasada en el ginecólogo y se centraran tanto en la toxoplasmosis y el dichoso jamón. Casi todo lo que leí sobre el tema fue en webs extranjeras. Me encanta el queso y para mí tener restricciones ahí era mucho peor que privarme del jamón, pero luego vi que casi todo lo que hay en el super está hecho con leche pasteurizada. Más tarde una amiga que vive en UK me dijo que allí sí es común encontrar quesos hechos con leche cruda, y para ella un sacrificio muy grande dejar de comerlos nueve meses.
El caso es que después de las restricciones del embarazo una toma más conciencia de estos temas de seguridad alimentaria y cosas que antes hacía sin pensar ahora me dan miedito, como las recetas con huevo crudo o los filetes poco hechos.
¿Y mi pregunta es, esto de la leche cruda sería igual de peligroso que el huevo crudo, más peligroso, menos, mucho más…?
¿Qué hay de los filetes poco hechos, el sushi, las ensaladas mal lavadas…? ¿Hay alguna escala de mayor a menor peligrosidad? Me encantaría saberlo, llevo días pensando en eso, me importa un pimiento la leche cruda pero algún día me gustaría volver a hacer tiramisú!!! (sollozo entrecortado).

farmagemma farmagemma

Buenos días, Nuria!
Es verdad que dejamos de dar importancia a cosas poco comunes que sólo tienen riesgo en momentos concretos, pero claro, no es que no existan…
La leche cruda es igual de peligroso que cualquier otro alimento crudo, pero nos sienta peor porque con el resto de productos no nos queda más remedio que hacer muchísimos más controles y aún así, asumir cierto riesgo y dejarlo en manos del consumidor. Lo que no es de recibo es añadir un elemento más a esa lista cuando ya estaba solucionado.
Ninguno de esos productos que dicen son recomendables en embarazas, al mismo nivel todos…
En cuanto al tiramisú… hazlo! (también puedes utilizar claras y yemas pasteurizadas que no queda mal, yo lo he hecho así cuando es para niños) 🙂

Pedro Juan Pedro Juan

Como otros que han escrito aqui, tambien soy seguidor de Naukas, y me suelo leer los comentarios ya que de estos tambien se aprende, aunque hay excepciones como es en este caso.
Veo que mucha gente estais en contra de lo escrito por Gema, y lo unico que leo para argumentarlo son vuestros curriculums que la verdad y sinceramente, me dan igual.
Mi pregunta es: dandole la vuelta al argumento, cuales son los beneficios de la leche cruda para la salud? he visto como ponen a parir tu articulo pero nadie a aportado los beneficios ya que riesgos tiene muchos.
Merece la pena el riesgo?

FERNANDO137 FERNANDO137

No hay que desdeñar la diversión en la cocina y las lecciones de física, quimica y biologia que la leche cruda proporcionaba hace décadas:
-Hierve la leche. -¿Por que? -Por si hay microbios.
-¡Aghh! Se ha subido y derramado. Ventila la cocina.
-Olvidaste poner dentro ese chisme con forma de cenicero para evitarlo.
-Al enfriarse: ¡Mama tiene nata, brggg! A ver, el colador…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *